Mackintosh online Catalogue

Mackintosh online Catalogue

El catálogo en línea de la obra de Charles Rennie Mackintosh, ofrece información de más de 1.000 dibujos, diseños y acuarelas, y un grupo importante de los muebles y objetos de arte decorativo. La mayoría de las obras están ilustradas. El catálogo incluye la participación del Hunterian de trabajo con importantes contemporáneos y colaboradores artísticos de Mackintosh: Margaret y Frances Macdonald, y Herbert McNair. Junto con Mackintosh formaron el Grupo de los Cuatro en Glasgow en la década de 1890.

London. The information Capital

London. The information Capital

100 mapas y gráficos que cambiarán tu forma de ver la ciudad.

The Information Capital

La importancia del espacio público y del digital

La importancia del espacio público y del digital

Exploring our town es un proyecto creativo de “Placemaking” que vincula estratégicamente las comunidades y los gobiernos locales con artistas, diseñadores y organizaciones de arte para mejorar la calidad de vida, crear un sentido de lugar y revitalizar las economías locales.

Lo excepcional y lo cotidiano: 144 Horas en Kiev 

Lo excepcional y lo cotidiano: 144 Horas en Kiev 

Lo excepcional y lo cotidiano : 144 horas en Kiev es un primer proyecto para analizar el uso de Instagram durante un levantamiento social.

El uso de técnicas de computación y visualización de datos , exploramos 13,208 imágenes Instagram compartidas por 6.165 personas en el área central de Kiev durante el 2014 la revolución ucraniana ( 17 febrero a 22 febrero 2014 ).

Ver todas los 13.000 imágenes en una sola visualización ; examinar la cronología de las principales etiquetas y el uso de varios idiomas; leer los ensayos sobre la iconografía de una revolución y el uso de los medios sociales como un discurso político ; mirar a los sujetos Instagram típicos y composiciones a través de los ojos de un ordenador.

The Every Day 

¿Publicidad graciosa?  

¿Publicidad graciosa?  

Surgen nuevas redes que permiten conectar audiencias de forma más fácil, llegar a más gente, crear historias divertidas, interactuar con las exposiciones, dar que hablar, informar sobre las agendas, compartir fotos…y un largo etc. Con “suerte” muchas instituciones culturales que están presentes en redes sociales consiguen seguidores, likes, retweets, followers, impresiones, visibilidad, visitas a sus webs, etc. Pero muchos de esos reclamos son falsos y no se pueden traducir de ninguna manera en calidad de gestión cultural. Es como si pusiéramos anuncios por todos los sitios; marketing cultural que solo crea contenido banal, vacío y de autobombo.

Las redes sociales, pueden existir para dar un apoyo publicitario o informativo a las propuestas culturales, sí, pero también se pueden utilizar para crear propuestas interesantes que trasciendan, respondan preguntas o sean relevantes. Que un museo comparta una foto de una de sus esculturas junto a la letra de una canción de Beyoncé me puede parecer divertido un segundo, pero al segundo siguiente me parece puro ruido, que molesta a la hora de buscar el contenido de calidad y crear contextos

Leo este artículo “LACMA es el primer Museo en unirse a Snapchat“ y me hace pensar si el fenómeno de la redes sociales puede también fomentar el descubrimiento y el aprendizaje además de ser entretenido.